De libro: Las mil y una noches (vía La Pinturera)

Publicado originalmente en lapinturera – Blog de cosmética, maquillaje y belleza. http://www.lapinturera.com/2013/07/de-libro-las-mil-y-una-noches.html

En un mundo donde la literatura erótica se viene abajo, invadida por los Grey de moda (sí, yo soy del sector de las detractoras a muerte de esta pseudo-literatura), a veces para leer estas cosas…es mejor tirar de clásicos. Cuando me pongo a pensar en literatura de este género me viene a la memoria enseguida “Las edades de Lulú”, de Almudena Grandes, que es una autora a la que admiro también como persona. Sin embargo, y dado que fue mi primer contacto con la literatura de este género, en mi más temprana juventud (imaginénse…todo un descubrimiento!), para ilustrar esta sección he preferido quedarme con “Las mil y una noches”.
1. Del género, que en realidad, erótico no es.
Porque pese al razonamiento anterior, Las mil y una noches se define como un libro de cuentos. Cuentos que están llenos de exotismo y están asombrosamente engarzados (relacionados entre sí a través de los personajes y sus peripecias): algunos son épicos, otros son tragicomédicos y finalmente, algunos de ellos son amorosos. En éstos últimos encontramos escenas muy excitantes (al menos para mi mente de diecipocos jajaja!) donde el ambiente cuidado y la interacción entre personajes, que en muchos casos no son lo que dicen y parecen, da lugar a historias algo picantes. Y por esa dulce añoranza de cuando una sabía poquísimo del tema y se le quedaban los ojos como platos al leer ciertas descripciones, me he permitido la licencia de presentarlo en esta sección.
2. Del look: Delineado árabe con sombra Sephora (18).
Dado que me apetecía mucho enseñarles enseguida cómo quedan y se trabajan algunas de las sombras que enseñaba ayer, me planteé un reto: hacer un look con la azul – Pool Party, 18– y un doble delineado. Y digo doble reto porque, por la forma de mi ojo, un simple rabillo ya es un desafío (tengo pliegue y se corta sino lo hago con cierta vista)…imaginénse dos. Es casi de las primeras veces que lo hago y no he quedado descontenta.
Obviamente, lo primero era aplicar la sombra. Como pretendía que apreciasen su intenso azul, prácticamente aparece sola en el look, salvo en el lagrimal, donde apliqué un toque de base blanca para aclararlo, y en el difuminado, donde la maticé ligeramente con un tono vainilla para esfumarla. Entonces vino el “truquito” del delineado: en primer lugar trazamos la línea blanca (yo lo hice con el jumbo Nyx), en diagonal, marcándonos la orientación de lo que luego serán nuestros rabillos.
A continuación delineamos a ras de pestañas superiores y hacemos el rabillo justo encima de la zona marcada con blanco. En el párpado inferior repetimos el proceso, delineando justo por debajo de la zona blanca. Si lo hacemos con precisión ni siquiera es necesario retocar el color blanco.
El resto del look lo dejé bastante suave porque no quería recargarlo más, además, así pueden ver cómo me queda el labial Modesty que ayer os enseñaba…
Disculpad la calidad de las fotos, porque la luz de aquel día era para tirarse de los pelos 😦
En el rostro, llevo también el broncer de LOLA y el colorete coral de la misma marca.
¡Y eso es todo!
¿Han leído Las mil y una noches? ¿Cuál es su libro erótico favorito?

BESOS!!

Publicado originalmente en lapinturera – Blog de cosmética, maquillaje y belleza. http://www.lapinturera.com/2013/07/de-libro-las-mil-y-una-noches.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s